Preguntas Frecuentes (FAQs)

Preguntas relacionadas con las terapias

¿Necesito un psicólogo?

Tal vez  es un buen momento para pensar en ir al psicólogo si:

  • Estás en un momento de tu vida en el que un problema te desborda y te resulta muy difícil controlar tus emociones.
  • Has intentado resolver el problema y nada te ha dado resultado.
  • Te resulta difícil comunicarte y sientes que el apoyo de las personas cercanas a ti, no es suficiente.

Es importante saber que no es necesario presentar un trastorno mental grave para acudir a un psicólogo. Del mismo modo que no hace falta tener una una enfermedad grave para ir a nuestro médico de cabecera.

La mayoría de personas que veo en mi consulta, acuden para recibir ayuda y/o orientación en relación a alguna situación que están viviendo en su día a día, que no saben como afrontar.

 

¿Podrá ayudarme con mi problema?

Un Psicólogo es una persona que ha cursado unos estudios académicos universitarios reglados de Grado en Psicología. Dichos estudios, le capacitan para tratar psicológicamente a personas que lo necesiten.

Un Psicólogo se adaptará a las necesidades personales de cada individuo y aportará apoyo, herramientas y conocimiento. El objetivo, es que la persona haciendo uso de estas herramientas, pueda solucionar sus problemas.  

Según el Colegio Oficial de Psicólogos el psicólogo es la persona que  “aplica el conocimiento y las habilidades, las técnicas y los instrumentos proporcionados por la Psicología y ciencias afines, a las anomalías, los trastornos y a cualquier otro comportamiento humano relevante para la salud y la enfermedad, con la finalidad de evaluar, diagnosticar, explicar, tratar, modificar o prevenir éstos en los distintos contextos en que los mismos puedan manifestarse.”

“La psicoterapia es un tratamiento, ejercido por un profesional autorizado que utiliza medios psicológicos para ayudar a resolver problemas humanos en el contexto de una relación profesional” 

¿Cuáles son los problemas psicológicos más frecuentes?

Los problemas psicológicos más frecuentes son los trastornos por depresión, por ansiedad, trastornos alimentarios, trastorno de la atención(TDAH), las fobias, adicciones, etc.

El objetivo principal de la terapia para estos trastornos será el aprendizaje de estrategias y habilidades que muestren diferentes modos de afrontar y experimentar los síntomas. 

Además de tratar trastornos psicológicos, la psicoterapia también está orientada al crecimiento personal y a la solución de problemas. No es necesario presentar un trastorno psicológico para beneficiarse de la ayuda psicológica.

Algunos de los problemas más habituales son: 

  • Personas que han tenido un gran cambio en su vida y eso implica que se tengan que adaptar a una situación nueva. Por ejemplo: si se te ha muerto un ser querido, si te has separado de tu pareja, si has cambiado de trabajo o de residencia, etc.
  • Personas que tienen dificultades para relacionarse, les cuesta comunicarse, no saben decir que NO...
  • Personas que necesitan asesoramiento para afrontar situaciones en alguna área de vida: laboral, familiar, personal.
  • Padres que necesitan pautas de orientación y asesoramiento sobre temas relacionados con la educación de los hijos: desobediencia, disciplina, rabietas, estudio, etc.
  • Alumnos con bajo rendimiento escolar que podrían mejorar con técnicas de estudio, etc.
 

¿Con qué frecuencia tengo que ir al psicólogo?

La frecuencia del tratamiento va a depender del problema que presentes. Suele ser habitual que las primeras sesiones de terapia tengan una frecuencia de visitas semanal, como norma general,  o quincenal. Conforme se van logrando los objetivos, las sesiones se van espaciando cada vez más en el tiempo.

Se determina una frecuencia semanal y no más, porque el espacio entre sesiones, es para la reflexión y la práctica. Ese tiempo, permite a la persona, aplicar los aprendizajes obtenidos en la consulta a las diferentes situaciones de su día a día  Hacer más sesiones semanales no garantiza mayor éxito terapéutico.

La duración de las sesiones es de  60 minutos, en ocasiones, si la situación lo requiere, puede alargarse hasta 80 minutos.

 

¿Cuanto tiempo puede durar mi tratamiento?

La duración del tratamiento depende de la persona y de su problema.

 El tratamiento consta de cuatro fases:

I. Evaluación. Es la primera fase y suele tener una duración aproximada de dos o tres sesiones. El principal objetivo de esta fase es recopilar toda la información necesaria sobre el motivo de consulta para establecer un plan de tratamiento personalizado.

II. Devolución de la evaluación. Esta es la segunda fase, se le dedica una sesión, está destinada a transmitir a la persona toda la información relevante sobre su problemática. Se definen los objetivos  y se traza el plan de tratamiento.

III. Tratamiento. Esta es la fase en la que la persona aprende estrategias para solucionar su problema y reducir su malestar. Es posible que entre una y otra sesión se propongan actividades libres para realizar durante la semana, con el objetivo de generalizar los aprendizajes tratados en consulta. La duración de esta fase, es difícil de determinar ya que depende de la persona y de su problema.

 

IV. Seguimiento. Esta fase se inicia cuando la persona esta consiguiendo sus objetivos terapéuticos marcados en la segunda fase. El objetivo de esta fase es consolidar los aprendizajes y que la persona los incorpore definitivamente a su vida diaria. En esta fase las sesiones son cada vez más espaciadas en el tiempo (cada mes, dos meses, etc.)

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

MeditaPeques I

MeditaPeques I Esta es la primera entrada de mi blog MeditaPeques y la dedico a los papas. En cada entrada me centraré en …

Dibujo de un niño que siente miedo a la oscuridad, todo es negro

Tengo miedo mama

Miedo a la oscuridadMuchos niños tienen miedo a la oscuridad, por ese motivo pueden posponen la hora de ir a dormir o pedir …

P8021059

Conferencia Sogyal Rimpoché

Entrenamiento para ser Feliz  El pasado 21 de Abril tuve la oportunidad de asistir a una conferencia pública a cargo de …